Oranjestad, que significa literalmente Orange Town en holandés, es la capital de Aruba y su principal centro administrativo, una isla caribeña que permanece bajo la jurisdicción de los Países Bajos.

Oranjestad – Capital de Aruba

Oranjestad se encuentra en la costa occidental de la isla en un puerto cerrado que es lo suficientemente grande como para manejar buques de carga modernos y equipos de combustible y perforación de petróleo ya que el petróleo fue de una gran importancia años atrás.

Las principales industrias de la ciudad, además del turismo, son el procesamiento de petróleo y el transporte transatlántico.

Oranjestad es bien conocido por sus edificios de colores brillantes, distritos residenciales admirables y una moderna área deportiva llamada Trinidad Stadium (anteriomente llamado  Wilhelmina Stadium).

La gente de Oranjestad, como en Aruba en general, es en su mayoría étnicamente mixta. A menudo son de ascendencia arahuaco en combinación con ancestros holandeses, españoles y africanos.

A diferencia de la mayoría de las islas del Caribe, sin embargo, Aruba tenía pocas plantaciones basadas en esclavos y, por lo tanto, las personas de ascendencia predominantemente africana forman una pequeña parte de la población.

Las festividades culturales de la isla a menudo están vinculadas a su historia aunque algunas ceremonias relacionadas con la música y la cultura de Aruba se derivan de otras islas del Caribe, quizás por la importancia del turismo. La música que escucharás en los hoteles y en muchos de los festivales es la tradicional calypso o reggae, a menudo acompañada de música en directo de bandas locales.

Una buena forma de experimentar la cultura de Aruba, especialmente para los niños, es visitar el festival Bon Bini que se lleva a cabo en Fort Zoutman en el centro de Oranjestad.

Hablamos del punto central, cultural e histórico de monumentos, museos, monumentos, parques recreativos, teatros, casinos, centros comerciales, restaurantes, mercadillos y el principal puerto para completar la vitalidad urbana de la isla.

Oranjestad ofrece también el fácil estacionamiento de los coches, áreas sombreadas para picnic y cabañas de palapa. Nadar es maravilloso aquí y los hoteles locales ofrecen equipos para deportes acuáticos u otras actividades en la playa. Para una zona más tranquila y apartada, puedes ir al otro extremo de Eagle Beach.

Puedes comer por cualquier variedad de precios y también puedes encontrar una variedad de mariscos locales, platos de Aruba, portugueses e internacionales para deleitarse a cualquier precio que busquemos. La comida rápida no es tan popular aquí así que aprovecha y come comida tradicional del Caribe.

Oranjestad ofrece mucha variedad en todos los aspectos, desde gastronómicos como culturales, históricos o de ocio o compras. Es un lugar diferente y más vivo que otros lados más vírgenes de la isla de Aruba y merece la pena visitar e incluso alojarse para situarte en el centro cultural y poder vivir lo que los locales viven a diario.

Incluso el aire que se respira es diferente y se nota una energía cargada de vitalidad que siempre deja una buena huella en todos los visitantes. Investiga bien acerca de todas las opciones de ocio, los requisitos para viajar a este lugar y sumérgete en su historia para conocer más de la zona antes de visitarlo y así, disfrutar cuando estés recorriendo sus calles a pie.

Oranjestad, en Aruba, un lugar maravilloso e inolvidable que respira historia en cada una de sus esquinas.